Ultimas NoticiasbulletVER TODAS LAS NOTICIAS

09/09/2016

EXITO SIGNADO POR LA JERARQUIA

El Clásico Ecuador se encuentra entre las competencias más importantes de la media distancia, de la temporada argentina. Su categorí­a de G2 y su ubicación en el calendario lo convierten en un banco de prueba de cara al GP San Isidro (G1), disputado en octubre.

En la temporada de 1989 el Clásico Ecuador (G2 – 1600 metros) quedó en poder de Templado Toss, un hijo de Egg Toss y Temblante (Practicante), reservado por el Haras La Biznaga, que fue dirigido por Jorge Valdivieso. Incluso, al año siguiente fue el propio Jorge Valdivieso el que llevó a la victoria a Neptuno (Ahmad y Prestigiadora por Pepenador), un pupilo de Juan Carlos Maldotti que corrió con los colores del viejo Stud Tori.
 
Otro Maldotti -en este caso, Juan Alberto- se adjudicó el Clásico Ecuador (G2) de 1991 con Tibaldi, un vástago de Louvre y Laguna Blanca (Dart Board) que había sido criado por el Haras Income.
 
Louvre fue el padre de Tibaldi y era hijo de Logical, por ende era hermano paterno de Orix (Logical), ganador del Clásico Ecuador de 1992. Este nieto materno de Salt Marsh había nacido en el Haras La Quebrada, era entrenado por Carlos Ferro y defendió las sedas del Stud Odin.
 
Uno de los grandes milleros de todos los tiempos se adjudicó la versión de 1993: Cleante, un hijo de Kleighlight y Orientadora que le permitió a su abuelo Pepenador conseguir su segundo halago. 
 
Cleante era entrenado por Vilmar Sanguinetti y en aquella ocasión conformó binomio con Pablo Falero. Nacido en el Haras El Malacate, Cleante corrió con los colores de Frank Whitham y fue el mejor ejemplar de la categoría, en 1993. 
 
En aquella temporada también lograría los grandes premios San Isidro (G1) y Anchorena (G1), ambos en la milla de césped del HSI y fue elegido Caballo del Año y Campeón Millero.
 
Prince Boy, otro buen millero, ganó en 1994. Otra vez Pablo Falero tomó las riendas del vencedor, en esta oportunidad de un pupilo de Juan Carlos Maldotti, del Stud – Haras San José del Socorro.
 
Y si de grandes milleros se refiere, no podía faltar la presencia de Ritón (Un Desperado y Yoko por Gay Mecene), un francés que en las pistas lució los colores del Stud – Haras Río Claro. El pupilo de Alfredo Dassié fue piloteado por Horacio Karamanos y se convirtió en el último extranjero vencedor. 
 
El caballo importado desde Francia lograría los grandes premios San Isidro (G1) y Anchorena (G1) de aquel año, y conseguía el título de Campeón Millero de la temporada.
 
En 1996 se impuso Caro Sueño, hijo de Carabao y Sunny Bay (Climber), bajo la conducción de Abel Giorgis y con las sedas del Stud Querido Viejo. Un año después, El Burlador (Octante y No Alborotes por Exactly Native) se adjudicó la competencia de G2 con la dupla Falero – Maldotti.
 
Lord Card triunfó por primera vez en 1998. El hijo de Lord Hailey y Ojos Dulces corrió con los colores del Stud Oma Fanny, era entrenado por Ernesto Romero y fue piloteado por Jorge Valdivieso.
 
Flirteador le otorgó a Southern Halo su primera victoria en el Clásico Ecuador (G2). Esto ocurrió en 1999 y el vencedor se impuso con la dirección de Rubén Emilio Laitán. El pupilo de Santiago Ferro defendió los colores del Stud General Lamadrid y había nacido en el Haras La Quebrada.
 
Falero volvió a vencer en el 2000, con Esposado. El representante del Stud Alero descendía de Engrillado y Dark Beauty, y era entrenado por Marcelo Sumpf. Seguido sería tercero en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1), sobre los tradicionales 2400 metros.
 
En 2001 volvió a vencer Lord Card pero con la dirección de Jacinto Herrera; mientras en 2002 prevaleció Jamelao (Gem Master y Palace Girl por Judge Smells), un reservado por Haras El Manzanar. El mismo era entrenado por Roberto Pellegatta y lo piloteó Juan Carlos Noriega.            
 
Otro reservado, en este caso Duvets (Mutakddim y Shy Eda), se quedó con la edición de 2003. El citado era preparado por Gustavo Scarpello y en aquel éxito fue dirigido por Damián Ramella. Corrió para el Stud – Haras Green & Black.
 
European se impuso en 2004 con los colores del Stud – Haras La Providencia. El hijo de Nugget Point y Enfeitada (Gem Master) fue llevado al triunfo por el piloto uruguayo Julio César Méndez y era preparado por el brasileño José Martins Alves.
 
En 2005 el triunfo quedó en poder de Fox Dancer (lode y Fox Trot Dancer), un pensionista de Juan Carlos Maldotti que fue dirigido por Juan Carlos Noriega. Criado por el Señor Hurtado Vicuña, el nieto materno de Fitzcarraldo defendió los colores del Stud Identic.
 
Carlos Zarlengo y Gustavo Calvente se unieron en la victoria de Juan Talentoso, en el Clásico Ecuador de 2006. El vástago de Don Juan Tag y Chisuna (Choir Prospect) lograría éxitos de G1...
 
En 2007 y 2008 venció Bahiaro, hijo de Incurable Optimist e Istiara (Interprete), nacido en el Haras El Paraíso. Siempre con los colores del Stud S. de B., en 2007 ganó con el entrenamiento de Gustavo Scarpello y la dirección de Jorge Ricardo, mientras en el año 2008 lo hizo dirigido por Francisco Arreguy y con la presentación de Edmundo Rodríguez. Incluso, en 2007 Bahiaro estableció 1m31s62/100, el mejor registro de la prueba en los últimos 26 años.
 
En 2009 ganó por el pescuezo Incasico (Southern Halo), un pensionista de Juan Carlos Maldotti que superó a Maruco Plus (Alpha Plus), con la dirección de Gustavo Calvente. En tanto, en 2010 se dio el éxito de San Livinus (Mutakddim), con las sedas del Stud Tres Jotas y la presentación de Juan Carlos Etchechoury, quien reemplazó a su hijo Carlos Daniel. Pablo Falero dirigió al nieto de Equalize, nacido y criado en el Haras La Quebrada.
 
En 2011 se consagró Curioso Slam (Grand Slam y Miss Cursi), un representante del Stud La Pampita que fue criado por Haras Firmamento. El nieto materno de Numerous llevó sobre su silla a Altair Domingos y prevaleció en un intenso final en el que fue escoltado respectivamente por My Golan (Southern Halo) y Pick Out (Brancusi). 
 
Seguido se alzaría con los grandes premios San Isidro (G1) y Palermo (G1) y lo elegirían como el Mejor Millero de la temporada.
 
Al año, My Golan (Southern Halo) desquitó aquel segundo lugar. Jorge Ricardo se apiló en la silla del pupilo de Antonio Marsiglia, defensor del Stud – Hara Moema, nacido en Haras Santa Inés.
 
En 2013 se impuso por tres cuerpos Todo Un Amiguito (Mutakddim), un nieto materno de Southern Halo que fue piloteado por Juan Cruz Villagra. El mismo fue presentado por Gustavo Romero, en lugar de su padre Ernesto y se adelantó a otros ganadores de G1 como Flowing Rye, Pataques, Capolicho y Sol Planet.
 
Met Day le dio a Mutakddim la cuarta victoria en el G2, en la temporada 2014. El caballo de José Luis –Lucho- Palacios fue llevado a la victoria por Pablo Gustavo Falero. Nacido en Fazenda Mondesir, lució las sedas del Stud Arco Iris y superó por medio cuerpo al regular Mercadeo (Missionary).
 
Eragon (Offlee Wind) dominó en 2015 y culminaría la temporada con una gran victoria en el Gran Premio Internacional Joaquín S. de Anchorena (G1 – 1600 metros).
 
Dirigido por Gustavo Calvente, el pupilo de Roberto Pellegatta –del Stud Juan Antonio- doblegó a Met Day y lo privó de repetir lo conseguido en 2014. Tercero quedó Todo Un Amiguito (Mutakddim).
 
LOS MAS GANADORES
 
En la recorrida por las últimas 27 ediciones del Clásico Ecuador (G2) surgen dos ejemplares que se quedaron con la victoria en dos ocasiones: El primero fue Lord Card, ganador en 1998 y 2001, y el restante es Bahiaro, vencedor en forma consecutiva en los años 2007 y 2008. 
 
Sin embargo, el caso de Ritón también es digno de destacar pues es el último caballo extranjero que logró el G2 en el césped de San Isidro.
 
Southern Halo logró tres veces el G2, pero el semental más ganador es Mutakddim, con cuatro impactos –los dos últimos en forma consecutiva y en los años recientes-.
 
El primero Festejó en 1999 (Flirteador), 2009 (Incasico) y 2012 (My Golan); mientras el alazán lo hizo en 2003 (Duvets), 2010 (San Livinus), 2013 (Todo Un Amiguito) y 2014 (Met Day).
 
Lo interesantes es que Southern Halo también venció como abuelo materno de Todo Un Amiguito.
 
En tanto, entre las madres se destacan Ojos Dulces e Istiara, vientres de los ganadores duales ya mencionados.
 
Por el lado de los abuelos maternos, los más ganadores son Card Player (abuelo de Lord Card), Interprete (abuelo de Bahiaro), Pepenador, Fitzcarraldo y Salt Marsh, todos con dos éxitos.
 
En el rubro criadores, Haras El Paraíso y Haras La Quebrada parecen como los más ganadores con tres victorias cada uno. El primero lo hizo en 1997 (El Burlador), 2007 y 2008 (Bahiaro); mientras el segundo ganó en 1992 (Orix), 1999 (Flirteador) y 2010 (San Livinus). Con un éxito menos quedó el Señor J. Sternberg, criador de Lord Card.
 
Entre las caballerizas son dos las más ganadoras: S. de B. (por los dos logros de Bahiaro) y Oma Fanny (a través de las dos victorias de Lord Card), ambas don dos impactos en el clásico de la milla.
 
Pablo Falero ganó en seis ocasiones el Clásico Ecuador (G2) y se convirtió en el jinete más ganador de la prueba en los últimos 26 años. El jockey uruguayo logró el G2 en 1993 (Cleante), 1994 (Prince Boy), 1997 (El Burlador), 2000 (Esposado), 2010 (San Livinus) y 2014 (Met Day). 
 
Con un triunfo menos quedaron Jorge Valdivieso y Gustavo Calvente, y con dos victorias aparecen Juan Carlos Noriega y Jorge Ricardo.
 
Entre los entrenadores, el más ganador es Juan Carlos Maldotti, con un total de cinco conquistas: Neptuno (1990), Prince Boy (1994), El Burlador (1997), Fox Dancer (2005) e Incasico (Southern Halo). Detrás del mencionado quedaron Gustavo Scarpello, Roberto Pellegatta y Ernesto Romero –a éste se le debe sumar un éxito más, el de Todo Un Amiguito, en el que fue representado por su hijo Gustavo-, con dos conquistas per capita.

SUBIR