Ultimas NoticiasbulletVER TODAS LAS NOTICIAS

15/09/2016

UNA GRAN PRUEBA Y UN NOTABLE PADRE

El cotejo de velocistas de San Isidro merece un párrafo separado para conocer sus ganadores, como así­ también datos, números e información de la carrera que homenajea a uno de los mejores padres con actuación en Argentina: Cyllene.

UN PRODIGIO DE LA RAZA
 
Hablar de Cyllene, semental que da nombre a uno de los clásicos más tradicionales del calendario turfístico de San Isidro, es mencionar a un verdadero prodigio de la raza. Un ejemplar que permanece vigente en las diferentes líneas maternas y paternas del turf internacional, máxime en el elevage argentino, donde dejó una huella singular.  
 
Nacido en Inglaterra, en 1895, Cyllene era hijo del ganador de las 2000 Guineas local Bona Vista (Bend Or) y de la yegua Arcadia, una descendiente del múltiple ganador clásico Isonomy (Sterling). 
 
Había sido criado por Sir Charles Day Rose y en su paso por las pistas inglesas se destacó de manera notable. Alcanzó nueve logros, un segundo y un tercer puesto, sobre once gestiones y a los dos años consiguió el Sefton Park Plate (en Liverpool), Worth Stakes (Gatwick), Triennial Stakes (Ascot) y National Breeders’ Produce Stakes (Sandown). 
 
En la temporada siguiente, a sus tres años, ganó el Sandown Foal Stakes (Sandown), el Jockey Club Stakes (Newmarket) y el Newmarket Stakes (Newmarket); y a los cuatro años se apoderaría de la famosa Ascot Gold Cup, en el mitin de Royal Ascot, sobre extensos y tradicionales 4000 metros.
 
Cyllene fue tan bueno en las pistas como en la reproducción. Dicho éxito le valió la obtención de la estadística de padrillos de Inglaterra en 1909 y 1910, y la de abuelos maternos, en 1921.  
 
En medio de su éxito reproductivo, Raúl Chevallier -titular del Haras Ojo de Agua- decidió adquirir al hijo de Bona Vista y para ello desembolsó 37.000 guineas, allá por el año 1908. 
 
SU PASO POR LA REPRODUCCION
 
La primera producción de Cyllene no deslumbró como la segunda -nacida en 1902-, que estuvo integrada por los destacados Cicero y Polymelus, entre otros seis titulares de 26 cotejos en 1904. 
 
Al año siguiente (1905), de ese grupo sobresalió el citado Cicero, al obtener el famoso Derby de Epsom. Éste se convertiría en el primero de sus hijos en ganar la tradicional y exigente carrera. En total, Cyllene produciría a cuatro ganadores de la máxima prueba británica: Cicero (1905), Minoru (1909), Lemberg (1910) y la potranca Tagalie (1912). Para comparar tamaña hazaña, la de producir a cuatro ganadores del Derby de Epsom, se debió retroceder 100 años, hasta el gran Waxy. 
 
Pero eso no fue todo. Cyllene también produjo destacados ganadores clásicos como Bridge of Earn, Lycaon, Cellini, Silent Lady, Tronador, Maid of the Mist, Maid of Corinth, Bellavista, Castelline, Corrie Rae y Helicon, entre otros. En Inglaterra sus hijos ganaron 278 carreras y más de 181.994 libras en primeros puestos. 
 
Su actuación como abuelo -materno y paterno- también fue fuera de serie y le valió la inmortalidad.
 
POLYMELUS: SU CONTINUADOR
 
El hijo más importante de Cyllene fue Polymelus, un ganador en once de sus 31 carreras disputadas, incluso el Rous Memorial Stakes y Richmond Stakes a los dos años; el Gatwick Stakes, Duke of York Stakes y Durham Produce Plate a los tres años; y el Cambridgeshire Handicap, Duke of York Stakes, Princess of Wales Stakes y Champion Stakes a sus cuatro años. 
 
También fue segundo en el St. James Palace Stakes, St. Leger y Jockey Club Stakes. Gestiones tremendas para un gran corredor. Con aquella sensacional campaña de pista, Polymelus fue Padrillo Campeón cinco veces en Inglaterra y produjo a los destacados ganadores clásicos Black Jester (titular del St. Leger Stakes), Cinna (One Thousand Guineas), Fifinella (Epsom Derby & Epsom Oaks), Pommern (Two Thousand Guineas, Epsom Derby y St. Leger) y Humorist (Epsom Derby), etc. 
 
Es más, Polymelus tuvo en Phalaris a su mejor hijo en la reproducción, convirtiéndose éste último, en uno de los más influyentes sementales del siglo XX. Todo eso con el respaldo genético del inigualable Cyllene.
 
SU LLEGADA A ARGENTINA
 
En 1905 Sir William Bass compró a Cyllene en 30.000 guineas y lo instaló en el Egerton House Stud, de Richard Marsh, en las cercanías de Newmarket. Sin embargo ahí solo estuvo dos años pues en 1908 fue adquirido en 37.000 guineas por Raúl Chevallier, para su famoso Haras Ojo de Agua, y el 24 de julio partió de GB para no volver…
 
Una vez radicado en Argentina, Cyllene obtuvo la Estadística de Padrillos de Inglaterra, en 1909 y 1910. Es más, en 1909 se adjudicó el Derby de Epsom por intermedio de Minoru, un año más tarde volvió a obtener la famosa prueba británica a través de su vástago Lemberg y en 1912 sumó su cuarto Epsom Derby, mediante el éxito de su hija Tagalie... Una hazaña que no tenía antecedes cercanos y que obligó a retroceder cien año en el tiempo.
 
Por entonces, en Inglaterra empezaban a preguntarse dónde estaba afincado el sensacional reproductor que tanto éxito había conseguido en las últimas temporadas, en el selectivo turf inglés. Mientras tanto, Cyllene ya causaba admiración en Argentina, donde lograba la Estadística de Padrillos de 1913. Toda una hazaña internacional…
 
En Argentina, Cyllene produjo destacados vencedores clásicos como Enérgica, ganadora del Gran Premio Carlos Pellegrini de 1913; Saint Emilion, vencedor en el Gran Premio Nacional de 1916; Gaulois, héroe del Gran Premio Nacional de 1920; y Pulgarin, titular de la versión de 1921 del Gran Premio Nacional más la Polla de Potrillos. 
 
Como abuelo también haría suceso. Su nieto Ix, perteneciente a la primera camada del padrillo argentino Congreve, obtenía los grandes premios Carlos Pellegrini, Nacional y Jockey Club. El hijo de Betha (Cyllene) obtenía los mismos cotejos que habían conseguido muchos de sus parientes cercanos y Cyllene era aclamado como padre y abuelo.
 
EL DEBATE EN LA CAMARA DE LOS COMUNES
 
Después del éxito conseguido por Cyllene, en GB y luego en Argentina, los ingleses no tardaron en intentar repatriarlo, circunstancia que fue tema de debate en la Cámara de los Comunes.
 
La Cámara de los Comunes del Reino Unido (House of Commons) es la cámara baja del parlamento británico y tiene su sede en el Palacio de Westminster. El Parlamento británico tiene además una segunda cámara: la cámara alta o Cámara de los Lores. 
 
La Cámara de los Comunes es elegida democráticamente y está conformada por 646 representantes elegidos por escrutinio uninominal mayoritario en los diferentes distritos electorales del Reino Unido, por un período máximo de cinco años, hasta que se disuelve el parlamento. A estos representantes se les denomina miembros del parlamento.
 
Fue ahí donde se llegó a debatir sobre repatriar a Cyllene y aprobado el proyecto, el Gobierno Inglés envió a un representante con la intención de regresar con el citado ejemplar, a cualquier costo. 
 
En Argentina, Raúl Chevallier se oponía rotundamente a vender a su padrillo y fue tal la puja entre Inglaterra y el Haras Ojo de Agua que finalmente los británicos enviaron un segundo representante con un cheque en blanco para que el propio Chevallier le pusiera la cifra que él creía pertinente.
 
Lo curioso del caso es que el representante inglés regresó a su país con el cheque en blanco y una leyenda en el dorso del mismo que decía: “Cyllene not for sale” (Cyllene no está en venta).
 
En Argentina los hijos de Cyllene ganaron 416 carreras pero lo más destacado fue la extraordinaria producción de sus hijas, las cuales ejercieron gran influencia en Argentina y resto de Sudamérica.
 
Cyllene vivió hasta 1925, cuando murió a sus 30 años. Fue enterrado en el cementerio del Haras Ojo de Agua, donde años más tarde lo acompañó otro prodigio de la raza: Congreve…
 
LA CARRERA: EXAMEN PARA LOS VELOCISTAS
 
Insertado en del calendario jerárquico del Hipódromo de San Isidro, el Clásico Cyllene (G2 – 1000 metros), para ejemplares de tres y más, es uno de los principales duelos generacionales. 
 
Además, desde 2008 está ubicado en septiembre y es el principal preparatorio para el Gran Premio Suipacha (G1 – 1000 metros), que se disputa en octubre. A continuación se realiza un repaso por las últimas 23 ediciones del cotejo.
 
En 1991 el Clásico Cyllene fue ganado por Othellina, una soberbia hija de Rustler que en la misma temporada se consagraría con un triunfo en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzue (G1). Othellina venía de ganar el Clásico Condesa (G3) y en el Cyllene superó a Paranoide (Friul), otro vencedor en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1). Incluso, el sensacional hijo de Friul sería el ganador de la edición de 1992. Con la dirección de Elvio Bortule superó por media cabeza a Pancho Press, ubicándose detrás Gold Spring, Spazio y Rechiflo. Una camada extraordinaria de velocistas…
 
Bombazo Toss se adjudicó el Cyllene de 1993 en 58s3/5, el peor registro de los últimos 23 años. El hijo de Egg Toss fue conducido por el recordado José Pepe Reynoso y también se adelantó a un lote superlativo de velocistas.
 
El binomio Pablo Falero – Carlos Etchechoury se unió en el éxito de La Baraca, en 1994. La reservada por el Haras Vacación, hija del generoso Mariache, superó a los machos tres 55s2/5.
 
En 1995 y 1996 se registraron dos de los finales más cerrados de los últimos 23 años. Ambas versiones se definieron por ventaja mínima. En 1995 prevaleció Grand Dory sobre Ali Bey y al año siguiente el ganador fue el citado Ali Bey, que superó a Serradiza por el mismo margen por el que había perdido el cotejo sobre el kilómetro de césped.
 
El desenlace de 1997 también fue pleno de emoción y se definió por la cabeza, en favor de Capo D’Oro. El hijo de Capo Máximo, pupilo de Oscar Yedro, superó a Turco Zaino, que en Alzaga Unzué (G1) lo derrotó por media cabeza.
 
Belzebul venció en  1998 con un dividendo de $ 30,40 que se trasformó en el sport más elevado de los últimos 23 años. El hijo de Súper Mario antecedió a Rocket Speed, Final Meeting y Ali Bey, extraordinarios ganadores clásicos.
 
En 1999 Dionisio Tom superó por dos cuerpos a My Halo pero el marcador se invirtió en la definición del Gran Premio Internacional Félix de Alzaga Unzué (G1), del mismo año. 
 
Edwin Talaverano había dirigido a Dionisio Tom en 1999 y un año después se encargó de llevar al triunfo a Fire Toss, que estableció la mayor diferencia de los últimos 23 años: siete cuerpos.
 
Mister Phone superó a Tamoio en 2001, con el binomio Jorge Valdivieso – Roberto Bullrich; mientras Fire Toss consiguió su segundo Cyllene en 2002, superando a Sebi Halo (Southern Halo)
 
En 2003 triunfó Imperial Roy y estableció el mejor registro de las últimas versiones del Clásico Cyllene: 53s93/100. Se unen en la victoria el jockey Pablo Falero y el cuidador Juan Carlos Maldotti.
 
Una de las últimas yeguas en ganar el G2 fue Jolly, en 2004. Esta hija de Southern Halo, del Stud Green & Black, superó a la hembra Forty Doriana (Roar). Tercero fue The Lord (Southern Halo) y cuarto llegó Vital Class (In Class).
 
Así se llega a una dramática edición, la de 2005. Dramática por el triunfo y la posterior muerte de Vital Class, que se desplomó muerto luego de cruzar la sentencia en primer lugar. El hijo de In Class, que venía de obtener las  Estrellas Sprint (G1) y el Suipacha (G1), era dominador de la categoría y su dividendo fue de $1,35. Ese número lo convirtió en el menor dividendo a ganador en los últimos años. El defensor del Stud Emi y Eva había vencido por seis cuerpos…
 
Y del drama de Vital Class a la hegemonía de Knock (Luhuk) que se alzó con el G2 en 2006 y 2007. 
 
El reservado del Haras Don Arcángel, primero ganó con Jorge Ricardo, por cuerpo y medio; y al año siguiente lo hizo con Francisco Arreguy, por tres cuartos de cuerpos.
 
En 2008 se impuso Bornodero y quedaron muy cerca Southern Lawyer y El Noi; mientras en 2009 ganó por el hocico Always Winner. Con los colores del Stud El Gusy, la preparación de Carlos Daniel Etchechoury y la dirección de Rodrigo Blanco, el destacado velocista se adelantó a un grupo importante de corredores.
 
En 2010 se lució Filoso Emperor, con las sedas del Stud Rubio B., la atención de Juan Javier Etchechoury y la dirección de Jorge Ricardo. El hijo de Emperor Jones y Filis (Firery Ensign) fue criado por Haras Firmamento y en la misma temporada animó los mejores cotejos de velocidad.
 
En tanto, Revelado Bam (Bam Bam Bam) se impuso en 2011 con Aníbal Cabrera. El pupilo de Lorenzo Fa demoró 54s05/100, el segundo mejor tiempo en los últimos 23 años. Representante del Stud Romina Luciana, el nieto materno de El Revelador fue criado por el Haras El Entrevero. 
 
La hembra The New Yorker (Lode) venció en 2012 con Eduardo Ortega Pavón en su silla y la preparación de Arando Glades.
 
Por su parte, en 2013 empataron el primer lugar En Motoneta (h., Colonial Affair) y King of Dance (Crowning Storm). La representante del Stud – Haras Don Santiago fue piloteada por Juan Cruz Villagra y llegó al disco en una línea con el caballo del Stud J&B, al que dirigió Rodrigo Blanco. Dos pilotos oriundos de Córdoba festejaron en el G2.
 
Y la hegemonía de las hembras se extendió en 2014, con la victoria de City Glam (Grand Reward), una representante del Stud – Haras La Quebrada, que fue dirigida por Altair Domingos.
 
En 2015 todo se tiñó de turquesa y negro, como los colores del stud – Haras El Alfalfar. Es que Todo Tango Key (Key Deputy) se adelantó por medio cuerpo a su hermano paterno y co-equiper Forza Key para redondear un 1-2 soñado para Alfredo Camogli y familia. 
 
Rodrigo Blanco llevó a la victoria a pupilo de Jorge Dulom que demoró 55s80cc. 
 
LOS MAS GANADORES
 
En los últimos años de historia del Clásico Cyllene (G2 – 1000 metros), se destacaron nombres y figuras en diversos rubros. Entre los ganadores hubo dos que se impusieron en dos ocasiones: Fire Toss (2000 – 2002) y Knock (2006 y 2007). Obviamente, con esas victorias ambos le propinaron dos logros a sus padres, a sus madres, a sus abuelos maternos, a sus criadores y a sus caballerizas.
 
Por el lado de los padrillos, además de Fine Toss (padre de Fire Toss) y Luhuk (padre de Knock), Southern Halo también repitió, pues lo consiguió con Jolly (2004) y Bordonero (2008).
 
Egg Toss (Buckpasser) ganó el Cyllene como padre en 1993, a través de Bombazo Toss, y sumó dos victorias más como abuelo paterno, pues su hijo Fine Toss produjo al ganador dual Fire Toss.
 
Por el lado de los abuelos maternos son cuatro los que ganaron dos veces: Bold Second (2000 y 2002), Pancho Villa (2006 y 2007), Our Talisman (1995 y 1999) y Tempranero (2008 y 2015).
 
En cuanto a los criadores existe un claro dominador que es Haras Vacación, con una trilogía de victorias: La Baraca (1994), Mister Phone (2001) e Imperial Roy (2003).
 
Pablo Falero es el jinete que más veces conquistó el Clásico Cyllene en los últimos años. El uruguayo venció con La Baraca (1994), Capo D’Oro (1997) e Imperial Roy (2003).
 
Por último, entre los entrenadores son tres los que más veces ganaron el Clásico Cyllene (G2), en sus últimas ediciones: Juan Carlos Maldotti (2003 y 2008), Edmundo Rodríguez (2006 y 2007) y Carlos Daniel Etchechoury (1994 y 2009). Además, en el caso del último, cuenta con hermanos ganadores. Juan Carlos (h) se lució en 1999 con Dionisio Tom y Juan Javier ganó en 2011 con el citado Filoso Emperor.
 
Todos ellos son figuras que se han destacado en las últimas versiones del tradicional Clásico Cyllene (G2 – 1000 metros), disputado en la pista de césped del HSI y la antesala del exigente Gran Premio Suipacha (G1 – 1000 metros), hoja de ruta que define al campeón de la especialidad…
 

SUBIR