Ultimas NoticiasbulletVER TODAS LAS NOTICIAS

27/10/2016

ANTESALA DEL CARLOS PELLEGRINI

Las caracterí­Â­sticas de la prueba la convierten en el paso obligado para los caballos mayores antes de incursionar en la principal carrera de la región. Eso transforma al cotejo que data de 1981 en un eslabón técnico indispensable.

Una de las premisas que imperan en el calendario del HSI es la trascendencia que se le atribuye a cada prueba -jerárquica y/o condicional- en función de los cotejos de envergadura. 
 
El caso del Gran Premio Copa de Oro (G1 – 2400 metros) no es la excepción. Por el contrario, su ubicación –fines de octubre- le otorga particular categoría como preparatorio principal de los caballos adultos para el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros) de diciembre y se ensambla con el Clásico Progreso (G3 – 2400 metros), en septiembre. 
 
Su distancia, más el hecho de disputarse en el mismo escenario en el que se realiza la máxima carrera sudamericana, posicionan a la Copa de Oro como la prueba previa al Carlos Pellegrini.    
 
La historia de la competencia para fondistas mayores data de 1981. Desde entonces, la Copa de Oro es una contienda de grandes stayers que en algunos casos deparó como vencedores a ejemplares que también se adjudicaron el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini, ante los mejores.
 
Aquí comienza una recorrida por uno de los clásicos de mayor perfil técnico que posee el calendario clásico argentino. Una prueba cuya nómina de ganadores se ve engalanada por figuras superlativas.
 
Eyeofthetiger ganó una de las mejores versiones de la Copa de Oro
 
HISTORIA DE LA PRUEBA
 
La primera versión del Gran Premio Copa de Oro (G1) se disputó en 1981 y su vencedor fue Sake (Sheet Anchor), que derrotó por cinco cuerpos a Galisteo, que fue dirigido por Jorge Valdivieso. 
 
Un año más tarde fue Rebate (Faridoon) el que se quedó con el triunfo, dirigido por Pedro Armada y doce meses antes de que Bonete (Liloy) se sumara a la lista de ganadores, en el año 1983. Vilmar Sanguinetti fue su jinete entonces.
 
En 1984 se apoderó de la Copa de Oro New Dandy (New Noble), nacido en el incomparable Haras Las Ortigas, y en 1985 hizo lo propio Ataviado (Good Bloke), con cuna en Haras Don Yayo. 
 
Dos fondistas de excepción vencieron en 1986 y 1987: El primero fue Potrillazo (Ahmad), nacido en el Haras La Madrugada y preparado por Juan Carlos Maldotti; y el segundo fue Larabee (Babor), posterior ganador del Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros). Nacido en el Haras La Quebrada y defensor de los colores del Stud El Faruk, el descendiente de Babor contó con la dirección de Oscar Zapata y demoró 2m28s.
 
Lo más sorprendente es que Potrillazo ganó por 17 cuerpos y Larabee por diez, ante tres rivales…
 
En la temporada de 1988 se registró el primero de los cuatro éxitos de las hembras. La encargada en traer ese logro fue la formidable Brilliantly (Major Gundry), con las sedas del Stud Vacación y el entrenamiento de Domingo Pascual. Y en 1989 volvió a vencer otra hembra, en este caso Penita (Pepenador), para que las yeguas acumulen dos victorias consecutivas ante los machos. Julio Penna preparó a la nieta de Practicante, dirigida por Miguel Abregú. 
 
A la serie de éxitos de hembras la cortó Romance Moro (Zeus), del Stud Los Moros, con la dirección de Guillermo Sena. El nieto de Faridoon antecedió por cuerpo y medio a Fijeza, yegua que estuvo a punto de prolongar la serie triunfal de las féminas en la competencia de los 2400 metros. El hijo de Zeus también sumaría otros logros clásicos.
 
Francisbor (Babor) superó por dos cuerpos a Reyezuelo en 1991, con José Agüero, y al año siguiente fue L’Express (Un Reitre) el que se adelantó a Ganem, Omar’s Play y Formaggio.
 
En 1993 se quedó con la victoria Bullicioso In, en final de bandera verde y memorable que también involucró a Prince Boy. Ambos cruzaron el disco separados por medio pescuezo. El hijo de Just in Case, nacido en Haras Firmamento, era entrenado por Vilmar Sanguinetti y fue guiado por R. Laitán.
 
Fantasio se convirtió en el primer y único caballo que se acreditó en temporadas consecutivas el Gran Premio Copa de Oro. Logró esa hazaña -que aún se mantiene vigente- en los años 1994 y 1995. Entrenado por Alberto Maldotti, el hijo de Fatly ganó por tres cuerpos en 1994 y por tres cuartos de cuerpo al año siguiente. Primero fue dirigido por Walter Serrudo y en 1995 por Carlos Zuco. Incluso, después de ganar en 1995, Fantasio finalizó tercero en el Gran Premio Carlos Pellegrini, a cuatro cuerpos y medio de Seaborg, que aventajó al caballo chileno Gran Ducato. 
 
El binomio Pablo Falero – JC Maldotti se quedó con el éxito en 1996. Eso ocurrió gracias a La Soberbia (Octante y Estupenda por Excel II), tercera yegua en ganar la Copa de Oro. 
 
La hembra nacida en el Haras El Paraíso se clasificó décima en el Gran Premio Int. Carlos Pellegrini (G1), el 7 de diciembre, y a la semana terminó tercera en el Gran Premio Int. Copa de Plata (G1).
 
Falero y Maldotti volvieron a conseguir la Copa de Oro. En 1997 llevaron al triunfo a Diddler (Political Ambition y Double Account), un reservado del Haras Vacación que demoró 2m25s42/100.
 
Snappy John (Forlitano) venció en 1998 con la dirección de Jorge Valdivieso y la preparación de Diego Peña. Superó por dos largos a Petit Café, con Koslanin tercero y Gabarito en cuarto lugar. Lució las sedas del Stud Chopy.
 
Otro de los grandes vencedores que registra la Copa de Oro a lo largo de su historial es Ixal
 
El vástago de Interprete y Excel Bali (Excel II), nacido en el Haras El Paraíso, antecedió por cuerpo y medio a Coalsack, en la versión de 1999. Atrás se ubicaron Refinado Tom, Silver Planet y Varnot. Seguido, el 11 de diciembre, Ixal cumplió una notable gestión y terminó quinto en el Gran Premio Carlos Pellegrini, detrás de Asidero, Litigado, Crystal House y Puerto Madero.
 
La edición de 2000 deparó un final fabuloso en el que John Dual aventajó por media cabeza a All Fizz, al cabo de 2m22s32cc, el mejor registro en la historia del Gran Premio Copa de Oro (G1).
 
Al año siguiente, Gold Fire (Firery Ensign) superó por ventaja mínima a John Dual. Nacido en Haras Firmamento, el pupilo de Carly Etchechoury fue dirigido por Edgardo Gramática y abonó $ 4,10.-
 
Otra vez el binomio Falero – Maldotti se unió en otro disco triunfal en la Copa de Oro de 2002. Juntos conquistaron el cotejo con Grand Vitesse, un hijo de Potrillon del Stud EVG que superó por cuerpo y medio a Bat Ruizero, luego de 2m29s73. En el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini de aquel año, Grand Vitesse se ubicó cuarto, detrás de los potrillos Freddy, Peasant y Pellegrino.
 
Sterling Ensign le concedió una nueva victoria en la prueba al semental Firery Ensign. Se apoderó de la edición de 2003 en 2m24s40, con Damián Ramella up y la preparación de Ángel Urquiza.
 
En 2004 volvió a ganar Grand Vitesse, con el binomio Falero – Maldotti. Ambos profesionales consiguieron su cuarta Copa de Oro mientras el nieto materno de El Gran señor (Northern Dancer) se convirtió en el segundo ejemplar en ganar el cotejo por segunda ocasión, a lo largo de la historia. 
 
Matador Marshal demolió a sus rivales en 2005. El hijo de Parade Marshal le proporcionó una nueva victoria al Haras Firmamento y se impuso por nueve cuerpos. Preparado por Roberto Pellegatta, fue piloteado por Gustavo Calvente.
 
Storm Mayor (Bernstein) había ganado el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini de 2005 y regresó a San Isidro once meses después, en la Copa de Oro de 2006. Se impuso por dos cuerpos y le permitió a Pablo Falero sumar su quinta victoria en el evento. Seguido, el caballo nacido en el Haras La Biznaga lograría su segundo Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini en forma consecutiva, con la dirección del uruguayo Julio César Méndez.
 
En la versión de 2007 prevaleció por dos cuerpos Life Of Victory (Incurable Optimist y La Gran Portada por Hidden Prize). El caballo del Stud El Gusy, nacido en el Haras Orilla del Monte, participó en el Pellegrini y terminó cuarto de Latency, Puchet y Candy Gift, que en ése orden lideraron el G1.
 
Life Of Victory logró dos veces la Copa de Oro
 
Eyeofthetiger (foto) superó por medio pescuezo a Royal Jabar en el Gran Premio Copa de Oro (G1) de 2008, a la que se denominó El Desafió de los Campeones. El defensor del Stud Don David dejó tercero a Latency y cuarto a Life of Victory. Al mes siguiente, los cuatro caballos participaron en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini donde venció Life of Victory, un verdadero campeón que en 2009 repetiría en el Gran Premio Copa de Oro (G1), con la dirección de Adrián Giannetti. 
 
El nieto materno de Hidden Prize se convirtió en el tercer ganador dual que registra la historia de la Copa de Oro y un mes después escoltó al campeón Interaction (Easing Along) en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros), en otra entrega superlativa.
 
Fuego e Hierro se impuso con Altair Domingos en el GP Copa de Oro de 2010 y un mes después llegó tercero del brasileño Xin Xu Lin en el GP Int. Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros). El pupilo de Conrado Linares defendió las sedas del Stud Alfa y fue criado en Haras Santa María de Ararás. 
 
Fuego E Hierro también conquistó la Copa de Oro y seguido trminó segundo en el Pellegrini
 
En 2011, Jumbalaya se convirtió en la cuarta yegua en derrotar a los machos en el G1. La hija de Pure Prize -semental que había ganado en 2010 con Fuego Y hierro- también llevó sobre su silla a Altair Domingos y fue presentada por Humberto Paez. Seguido correría de manera aceptable en el Carlos Pellegrini pero quedaba fuera del marcador, en una gestión interesante. Jumbalaya fue criada por Haras La Providencia, sedas que defendió en las pistas.
 
En 2012 fueron cuatro los participantes que animaron la Copa de Oro y dos de ellos protagonizaron un final memorable. Rabid in the Rye (Cacher in the Rye) superó por medio pescuezo a Es Richard, al cabo de 2m28s08/100. El caballo del Stud Las Canarias contó con la dirección de Edwin Talaverano y la preparación de Guillermo Frenkel Santillán, que fue representado por Miguel Cafere. Aptor y Lake’s Wood completaron la clasificación.
 
En 2013, Fragotero se lució con la dirección de Pablo Falero y la preparación de Guillermo Frenkel Santillán que –al igual que en 2012- fue representado por Miguel Cafere. El caballo criado por el Haras Vacación, hijo de la ganadora clásica Figara (Kitwood), se adelantó al brasileño Gober y a Fantastic Royale, Hagrid y Soy Carambolo.
 
El último de aquellos, en diciembre se adelantó a Ecologo en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini. Incluso, en 2014 se quedó con la victoria en el Gran Premio Copa de Oro, siempre con la dirección de Juan Carlos Noriega y la preparación de Miguel Suárez.
 
El caballo del Stud – Haras Polo fue elegido Caballo del Año y cerró 2014 con un segundo puesto de Idolo Porteño (Jump Star) en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini (G1).  
 
En 2015 Soy Carambolo murió a causa de un cólico severo, cuando se manejaba la posibilidad de seguir en actividad. No habrá legado para él pero si el reconocimiento eterno e inolvidable.  
 
El mismo año, la Copa de Oro fue para Es Después (Espaciado), pupilo de José Luis Palacios del Stud Eldorado. El caballo que fue dirigido por Eduardo Ortega Pavón superó a Quiz Kid y en el Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini llegaría tercero, en gran carrera, de Hi Happy y Don Inc.
 
Es Después pud con Quiz Kid en la versión de 2015 del Gran Premio Copa de Oro
 
FIGURAS Y NOMBRES DESTACADOS
 
El Gran Premio Copa de Oro deparó triunfos sensacionales por parte de figuras que permanecerán en la retina por mucho tiempo. En los diversos rubros se han destacado ejemplares, profesionales y demás figuras, al obtener un determinado número de triunfos dentro de la competencia.
 
Fantasio, Grand Vitesse y Life of Victory son los únicos caballos que consiguieron dos ediciones. El primero lo logró en 1994 y 1995, el restante lo hizo en 2002 y 2004, y el último sumó en los años 2007 y 2009.
 
Si de hembras se trata son cuatro las que derrotaron a los machos en el historial de la Copa de Oro: Brilliantly, en 1988; Penita, en 1989; La Soberbia, en 1996; y Jumbalaya, en 2011.
 
Jumbalaya fue la última yegua que derrotó a los machos en la Copa de Oro
 
Entre los padrillos son seis los más ganadores, cada uno de ellos con dos victorias: Babor (1987 y 1991), Fatly (1994 y 1995), Firery Ensign (2001 y 2003), Potrillon (2002 y 2004), Incurable Optimist (2007 y 2009) y Pure Prize (2010 y 2011). En el caso de Babor, Firery Ensign y Pure Prize lo lograron con diferentes hijos.
 
En cuanto a las madres, tanto el vientre de Fantasio (Laguna Blanca) como el de Grand Vitesse (La Gran Señora) y el de Life of Victory (La Gran Portada) acumulan dos éxitos per capita, a través de sus citados hijos ganadores.
 
En lo que a abuelos maternos domina Hidden Prize, con triunfos en 2007 y 2009 –ambos con Life of Victory- y uno más en 2012 (Rabid in the Rye). Son cinco los que ganaron en dos ocasiones el G1: Dancing Moss (1982 y 1988), Dart Board (1994 y 1995), El Gran Señor (2002 y 2004), Excel II (1996 y 1999) y Mat-Boy (2000 y 2005).
 
El nombre de Faridoon se destaca por haber sido el único padrillo que pudo vencer en el cotejo, como padre (1982) y como abuelo materno (1990). Hazaña no igualada en el presente.
 
Para hablar de profesionales, caballerizas y criadores más ganadores es necesario decir primero que el mejor registro en la historia de la prueba es de 2m22s32/100, establecido por John Dual, con los colores del Stud El Peje, en el año 2000.
 
Entre los profesionales -tanto jockeys como entrenadores- hay dos que marcan un claro dominio. 
 
El jinete más ganador es Pablo Falero, con seis triunfos (1996, 1997, 2002, 2004, 2006 y 2013); y el entrenador más ganador es Juan C. Maldotti, con cinco éxitos: 1986, 1996, 1997, 2002 y 2004, los cuatro últimos en binomio con el citado Pablo Falero.
 
A Falero lo persiguen Vilmar Sanguinetti, Edwin Talaverano y Altair Domingos –todos con dos-; mientras Maldotti es escoltado por Alberto Maldotti y Carlos Daniel Etchechoury –ambos con dos impactos-. Además, Vilmar Sanguinetti es el único profesional en la historia del G1 que consiguió el cotejo como jinete (en 1983) y como preparador (1993).
 
En el rubro caballeriza sobresalen La Titina, EVG y El Gusy, ambos con dos logros, a través de Fantasio, Grand Vitesse y Life of Victory respectivamente. A estos se le suma Vacación, que festejó con Brilliantly y Diddler.
 
Por último, los criadores más ganadores son Haras Firmamento, con tres conquistas -Bullicioso In (1993), Gold Fire (2001) y Matador Marshal (2005)- y Haras La Biznaga –John Dual (2000), Storm Mayor (2006) y Rabid in the Rye (2012)-. Con dos victorias quedan Arturo Vargas Lerena (2002 y 2004), Haras El Paraíso (1996 y 1999), Haras Income (1994 y 1995), Haras Argentino (1982 y 1988), Haras Vacación (1997 y 2013) y Haras Orilla del Monte (2007 y 2009).

SUBIR