Ultimas NoticiasbulletVER TODAS LAS NOTICIAS

10/11/2016

POR UN LUGAR EN EL CARLOS PELLEGRINI

Cuando se habla del Clásico de la Provincia de Buenos Aires, competencia que enfrenta a productos de tres años, se hace referencia a la prueba clásica que antecede al Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini

De ahí que la trascendencia del cotejo sea mayor de la que se supone, pues un éxito en el G2 significa visar pasaporte para la carrera de caballos más importante de la región.
 
En la recorrida por las últimas décadas del G2 aparecen nombres que hicieron historia, como así también figuras que han prevalecido de forma significativa. 
 
Dicho repaso comienza en 1992, con el éxito de Laramie, un reservado por el Haras La Quebrada que era entrenado por Carlos Zarlengo y que fue conducido por Jacinto Herrera. Tras su triunfo en el G2, el hijo de Southern Halo, participó en el Pellegrini y terminó quinto, a ocho cuerpos de Potri Pe.
 
Invention pasó de largo entre dos de sus rivales
 
En 1993 se quedó con la victoria Frenesí (Forlitano), un pupilo de Eduardo Martínez de Hoz nacido en el Haras Comalal que abonó el mayor dividendo de las últimas 24 ediciones del cotejo: $ 31,10. 
 
En el Provincia, Frenesí superó por medio cuerpo a Potridoon, soberbio ganador de G1 y padrillo.
 
En 1993 Frenesí ganó con el mayor dividendo de los últimos años mientras en 1994, El Sembrador hizo lo propio abonando el dividendo más bajo: $ 1,50. 
 
El hijo de Octante y Niña Flor (Exactly Native), nacido en el Haras El Paraíso, acto seguido participó en el Pellegrini, donde terminó segundo de Much Better (Brz), a dos cuerpos, y en gran gestión.
 
El Sembrador lograría, ocho meses después, desquitarse de Much Better en el Grande Premio Brasil (G1), cotejo que por única vez en su historia contó con una bolsa de un millón de dólares. 
 
En la temporada de 1995, Bat Atico siguió la hoja de ruta del césped y a su éxito en el Clásico Ensayo (G2 – 1800m.) le sumó un digno segundo lugar en el Gran Premio Jockey Club (G1 – 2000m.), antes de imponerse por dos cuerpos y medio en el Clásico Provincia de Buenos Aires (G2). 
 
Con la dirección de Cristian Quiles, el pupilo de Derli Gómez sumó su segundo éxito en el proceso selectivo de San Isidro, antes de fallar en el Carlos Pellegrini.
 
Una vez más la dupla Quiles – Gómez se unió en otra victoria en el Provincia de Buenos Aires. Esto ocurrió en 1996, donde llevaron al éxito a Cañaveral (Consultant’s Bid), nacido en Haras El Paraíso.
 
Otra dupla de profesionales de fama se adjudicó la edición de 1997: Pablo Falero – Juan C. Maldotti. 
 
Ambos guiaron al disco a Scandinave (Confidential Talk), un potrillo nacido en el Haras Vacación que seguido participó en el Pellegrini, donde arribó noveno a varios cuerpos de Chullo (Equalize).
 
Acicalado triunfó en 1998, con la dirección de Juan Carlos Noriega y la preparación de Enrique Clerc. El hijo de Ataviado antecedió por tres cuartos de cuerpos a Coalsack, que al mes siguiente se quedó con el Pellegrini. Acicalado fue quinto en el citado y con el tiempo conseguiría un éxito de G1.
 
Uno de los finales más ajustado de los últimos años se dio en 1999, cuando Soy Ciro (Engrillado y Pura Vida por Kaljerry) superó por media cabeza a Santurce, luego de 2m24s95. Noriega llevó a la victoria al pupilo de Roberto Pellegatta y así consiguió la prueba de G2 por segundo año consecutivo. El ganador lució las sedas del Stud F. F. C.
 
Mr. Mat venció en el 2000 por seis cuerpos. Con Jorge Valdivieso en su montura, el pensionista de Ernesto Romero fue criado por el Haras Firmamento y estableció 2m25s16. 
 
El hijo de Numerous fracasó en el Carlos Pellegrini ganado por Guarachero y seis meses después se desquitó del hijo Slew Gin Fizz obteniendo el Gran Premio Estrellas Classic (G1 – 2000 metros). 
 
Valdivieso ganó por segundo año consecutivo el Clásico Provincia de Buenos Aires (G2) pues en 2001 repitió con Camp Davis (Lode), un reservado por el Haras Santa María de Ararás que era entrenado por Carlos D. Etchechoury. El nieto de Halpern Bay demoró 2m26s76 y fallaría en el Carlos Pellegrini. 
 
Al igual que Scandinave, otro potrillo criado por Haras Vacación triunfó en el Provincia de Buenos Aires. Esto ocurrió en 2002 y el encargado de cruzar victorioso fue Rodeno, por Roy y la soberbia Rafaga (Pepenador). Ahí se volvieron a juntar Falero/Maldotti en el éxito por cinco cuerpos. 
 
Rodeno quedó séptimo en el GP Internacional Carlos Pellegrini (G1) que ganó Freddy (Roy) y seguido se adjudicó el GP Miguel Alfredo Martínez de Hoz (G1 – 2000 metros), en febrero del 2003.
 
Guambia Bo (Poliglote) coincide en algunos aspectos con Rodeno. Ambos ganaron el Provincia de Buenos Aires, no rindieron de acuerdo a lo esperado en el Carlos Pellegrini pero posteriormente ratificaron su calidad con la conquista del Gran Premio Martínez de Hoz (G1). Pupilo y propiedad de Facundo Bunge Frers, fue criado en Haras Firmamento.
 
En la edición de 2004 se dio el éxito de Ronronero (Kitwood), criado por Oscar Toledo. El pupilo de Eusebio Acevedo fue dirigido por Ricardo Ioselli y demoró 2m24s29, con sedas del Stud La Reforma. 
 
Jogral (Allied Forces) superó por un cuarto de cuerpo a Epsilon (Aceptable) en 2005, con la dirección de Julio Méndez y la preparación de José Martins Alves. Estableció un registro de 2m23s41.
 
En 2006 se dio uno de los triunfos más interesantes. Venció por cinco cuerpos Cirque Du Soleil, con la dupla Falero – Maldotti, en el mejor registro de las últimas décadas: 2m23s3. 
 
El hijo de Lode le permitió al Stud – Haras Santa María de Ararás sumar el G2 por segunda vez, tras obtenerlo con Camp Davis -también hijo de Lode- en el 2001.
 
Cirque Du Soleil cumplió una aceptable gestión en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1 – 2400 metros), donde terminó sexto a cuatro cuerpos del campeón Storm Mayor (Bernstein), que se impuso por segunda ocasión en el G1… 
 
El ganador del Clásico de la Provincia de Buenos Aires de 2007 fue Keyite, vástago de Lasting Approval y reservado por Haras San Francisco de Pilar. El pensionista de Guillermo F. Santillán contó con la dirección de Jacinto Herrera y prevaleció por ocho cuerpos, el mayor margen en 23 años.
 
En 2008 triunfó Rugell, un reservado por el Haras Vacación al que dirigió Pablo Falero. El pupilo de Juan Udaondo, hijo de Interprete y Realize (Confidencial Talk), derrotó a Futbolista en 2m25s83cc. 
 
Aquella tarde se hizo presente la Princesa Haya de Jordania, quien concurrió acompañada por Gerardo Werthein, actual presidente del Comité Olímpico Argentino. Su Excelencia realizó un aporte económico a la bolsa de premios del G2, que recibió la denominación Copa Su Alteza Real Princesa Haya Bint Al Hussein.
 
Ramiro Barrueco llevó a la victoria a Fuego e Hierro en 2009. El pupilo de Conrado Linares, del Stud Alfa, fue criado por Haras Santa María de Ararás y no respondió a lo esperado en el Pellegrini. De todos modos, supo lograr éxitos de G1 y fue tercero en el Pellegrini de 2010, detrás de los brasileños Xin Xu Lin (Wondertross) y Send inthe Clowns. 
 
En 2010 se registró uno de los finales más emotivos de los últimos años. Invention (Orpen) triunfó con la dirección de Gustavo Calvente y la presentación de Juan Carlos Etchechoury, que reemplazó a su hijo Carlos Daniel. Nacido en Haras Orilla del Monte, el nieto de Fitzcarraldo lució las sedas del Stud Ximena y precedió por la cabeza a Sundell, que por medio pescuezo dejó tercero a Safari River, que por el mismo margen se adelantó a su compañero Muy Bueno.
 
Por su parte, en 2011 triunfó en fuerte carga y por la cabeza Lloyd (Val Royal). Presentado por Nicolás Gaitán, el nieto de Hidden Prize lució las sedas del Stud Las Hormigas y consiguió para el Haras Orilla del Monte el segundo impacto seguido en el G2. Fue piloteado por Edwin Talaverano y en el Carlos Pellegrini quedó fuera del marcador.
 
Corsalone venció en 2012, con las sedas del Stud La Frontera de Mendoza y la preparación de Juan C. Etchechoury. Jorge Ruíz Díaz dirigió al caballo criado por Haras Vacación, hijo de Roman Ruler. 
 
Un año después, Norhein (Orpen) se quedó con el G2, con los colores del Stud – Haras La Providencia. Se lesionó y fue retirado de las pistas.
 
Recientemente, en 2014, Must go On fue dominador en el G2 y llegó tercero en el Pellegrini. Incluso, el caballo nacido en Haras Santa Inés es atendido por Nicolás Ferro y empleó 2m28s68/100 y a sus cinco años se adjudicó el Gran Premio Copa de Oro (G1 – 2400 metros), en el HSI.
 
En 2015 triunfó Besitos (Cima de Triomphe), con la preparación de Roberto Pellegatta y la dirección de Juan Carlos Noriega. En 2016, Besitos lograría reiterados cotejos de jerarquía, incluso el Gran Premio San Martín (G1 – 2400 metros), en la pista de césped del Hipódromo de Palermo. 
 
MAS GANADORES
 
El repaso por las últimas 24 ediciones del Clásico de la Provincia de Buenos Aires (G2 – 2400 metros), permite destacar figuras que sobresalieron en distintos rubros. Los únicos padrillos que pudieron ganar dos veces el G2, en las últimas citas fueron Lode (Mr. Prospector) y  Orpen (Lure). 
 
Lo mismo ocurre entre los abuelos maternos, donde los únicos que pudieron repetir en 24 años fueron Mat-Boy, por intermedio de sus nietos Acicalado (1998) y Mr. Mat (2000); y Fitzcarraldo –el más ganador- que festejó con Ronronero, Invention y Norhein. 
 
De todos modos, no se puede obviar a Confidential Talk que es hasta el momento el único que ganó en el doble rol. Es decir, como padre de Scandinave y como abuelo materno de Rugell.
 
Por el lado de los criadores domina el Haras Vacación, con cuatro éxitos, uno más que su par Santa María de Ararás. El primero ganó con Escandinave (1997), Rodeno (2002), Rugell (2008) y Corsalone (2012); mientras el restante lo consiguió con Camp Davis (2001), Cirque Du Soleil (2006) y Fuego e Hierro (2009). Detrás de los citados quedaron Haras Firmamento, Haras El Paraíso, Haras La Providencia y Haras Orilla del Monte. Además, Santa María de Ararás y La Providencia son las únicas caballerizas que se impusieron dos veces, en los últimos 22 años.
 
El jockey más ganador es Pablo Falero, con cuatro éxitos: Escandinave, Rodeno, Cirque Du Soleil y Rugell. Con uno menos está Juan Carlos Noriega y después quedaron Jacinto Herrera, Cristian Quiles y Jorge Valdivieso. 
 
En tanto, en lo que respecta a los entrenadores, el que más victorias registra es Juan Carlos Maldotti, con un total de tres: Escandinave (1997), Rodeno (2002) y Cirque Du Soleil (2006). 
 
Con un éxito menos quedaron atrás el recordado Derli Gómez, Carlos D. Etchechoury (en 2010 figuró su padre), Roberto Pellegatta y José Martins Alves (en 2013 fue representado por Carlos Giussi).
 
Si de duplas de profesionales se trata, Pablo Falero – Juan Carlos Maldotti lo ganaron tres veces en equipo y lo mismo ocurre con las dos victorias que sumó el binomio Cristian Quiles – Derli Gómez o el que integran Juan Carlos Noriega y Roberto Pellegatta.

SUBIR